PBX 4254620 - Av de Las Américas Nº 71 C - 29 - Bogotá D.C - Colombia

Bogotá , 21/10/2020

Cuidado y prevención: quemaduras y caídas son los accidentes caseros más frecuentes

Cuidado y prevención: quemaduras y caídas son los accidentes caseros más frecuentes

Cuidado y prevención: quemaduras y caídas son los accidentes caseros más frecuentes

NOTICIAS
  • Hay lugares en la casa que se convierten en un riesgo potencial para la posibilidad de un accidente, tome precauciones.
Ninguna persona está exenta de sufrir un accidente en su casa. Si bien los niños y las personas de la tercera edad tienen mayor riesgo, todos los habitantes de un hogar pueden verse expuestos a una cortadura, una caída, una quemadura o una intoxicación. De acuerdo con la Clínica del Occidente, uno de los principales centros de referencia en trauma del país, los accidentes caseros más frecuentes son los golpes, las heridas, las quemaduras y las intoxicaciones. “Aunque los hombres se ven frecuentemente afectados, las mujeres tienden a estar más expuestas cuando realizan labores en la cocina, mientras que las cortaduras con vidrios son comunes en los niños y los accidentes en las escaleras son frecuentes en los adultos mayores”, afirma el Doctor Rubén Sierra, cirujano Plástico de esa institución.

Y aunque un accidente puede suceder en cualquier parte de la casa, según la Clínica del Occidente, los baños y las escaleras son los lugares en los cuales más se reportan estos casos. Las lesiones que más se atienden son las cortadas causadas por la manipulación de objetos cortopunzantes como cuchillos o mesas de vidrio.

“Encontramos que los accidentes más frecuentes ocurren en el área fría de la cocina, cuando las personas tratan de cortar o separar productos congelados, por ejemplo, la carne. También se producen heridas cuando se usan cuchillos directamente, sobre un alimento, como una fruta que es sostenida con la mano”, agrega el Doctor Sierra y añade que “estas heridas pueden ser superficiales o lesiones más graves cuando comprometen los tendones o nervios”.

En el área caliente se producen quemaduras con alta frecuencia, la mayoría de ellas cuando se preparan alimentos con aceite y porque a veces se usan recipientes inestables que ocasionan vertiduras sobre las personas.

El baño es otro de los lugares donde ocurren muchos accidentes, el más común de ellos tiene que ver con las divisiones de la ducha. “Normalmente los vidrios o puertas de la ducha se chocan entre sí, ocasionando rupturas. Esto le ocurre más a los niños que a los adultos y pueden producirse lesiones de tipo vascular y en los tendones de la mano”, explica el Doctor Sierra.

En el caso de los adultos mayores los accidentes están relacionados con caídas, la mayoría de ellas en las escaleras.

Las lesiones provocadas por pérdida del equilibrio, así como lesiones pediátricas que requieren suturas o reconstrucciones tendinosas, suturas de nervios y otro tipo de atenciones asi como lesiones leves hasta casos complejos son atendidos en la Clínica del Occidente, la Institución es centro de referencia en cirugía reconstructiva para pacientes derivados de Accidentes de riesgos profesionales, ARL, accidentes de tránsito u otra clase de trauma.

Prevención, primer paso

Como un accidente casero puede ocurrir en cualquier momento es fundamental la prevención, por eso la Clínica del Occidente hace estas recomendaciones:

  • Manejar con mucho cuidado los elementos cortantes en la cocina, usar tablas pesadas para cortar los alimentos y no hacerlo en dirección al cuerpo.
  • Es necesario usar abrelatas en lugar de cuchillos porque durante la manipulación de las tapas, constantemente, se ocasionan cortaduras.
  • Ser muy precavidos con la presencia de los niños en las cocinas.
  • En los baños es recomendable utilizar amortiguadores en las puertas de las duchas para que no se choquen entre ellas o con estructuras de metal.
  • Evitar que los niños se suban al lavamanos, ese es uno de los accidentes más comunes.
  • Tener la menor cantidad de productos de vidrio en la casa; desde mesas de noche hasta vasos, contar con una buena iluminación, especialmente en las escaleras y siempre mantener esta área con pasamanos y sin líquidos derramados.
  • Contar con un botiquín de primeros auxilios para atender los accidentes lo más pronto posible. Aunque hay unos más completos que otros, los elementos básicos son: gasa esteril, desinfectante, tela adhesiva, vendas, curas y alcohol. Si el accidente es más grave, el sangrado no para o se trata de quemaduras graves se debe acudir al servicio de urgencias de una institución prestadora de servicios de salud.


  • Leave a comment